Certificación TIF da respaldo a manejo alimentario de Serel

Instalaciones de Serel en la CDMX.
Economía y Empresas

En Serel, el cumplimiento de las normas de sanidad e inocuidad es indispensable; una de estas normas es la certificación TIF, la cual se instauró para minimizar el riesgo a la salud pública.

¿Qué es la certificación TIF?

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural otorga la certificación Tipo Inspección Federal (TIF) a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) a las empresas dedicadas al sacrificio y procesamiento de carne.

Esta certificación es otorgada únicamente a los establecimientos que reúnen las características en sus instalaciones que las califican de adecuadas y que cumplen con normas de higiene e inocuidad en el manejo de productos cárnicos.

La certificación TIF se otorga después de una inspección por parte del SENASICA a los procesos de los establecimientos de sacrificio, de corte y deshuese, refrigeración y transformación, la cual incluye revisión de instalaciones, maquinaria, indumentaria y enseres empleados en el proceso.

El propósito de dicha inspección es garantizar que se cumpla con una óptima calidad higiénico-sanitaria de acuerdo con los estándares establecidos por las normas mexicanas.

Origen de la certificación

Fue en 1947, después de la fiebre aftosa en México, que se estableció la necesidad de someter a todos los animales destinados a sacrificio a una verificación y su aprobación para el consumo humano.

La TIF indica que si hay alguna razón que amerite la retención de los animales, se debe hacer un examen visual, olfativo y de palpitación y que se deben hacer incisiones en lesiones o tejidos sospechosos para su análisis.

La norma indica que todas las enfermedades que se presenten en los animales tienen que notificarse a las autoridades y que las verificaciones sanitarias tienen que hacerse de manera permanente para garantizar la reducción del riesgo sanitario.

El que un establecimiento no cuente con la certificación TIF implica un riesgo de contraer enfermedades como la brucelosis y la cisticercosis que se transmiten al organismo humano a través de la ingestión de carne contaminada.

Los beneficios de la certificación TIF no sólo son para las empresas y los consumidores, también para los animales silvestres y destinados al abasto. De acuerdo con el Artículo 32 del reglamento de la Ley Federal de Sanidad Animal, el sacrificio debe seguir procedimientos de bienestar animal para garantizar la protección y el bienestar de los animales en su trato y manejo.

Serel cuenta con certificación TIF

Serel cuenta con la certificación TIF, que garantiza que cumple con la normativa vigente para brindar los servicios de alimentación que lo han posicionado como una de las empresas mexicanas más grandes en prestar servicios alimentarios.

El beneficio de la certificación para la industria cárnica es notable, pues favorece la movilización de sus productos más fácilmente tanto dentro como fuera del país, ya que cuenta con reconocimiento a nivel internacional y es un requisito para la exportación.

Al contar con la certificación TIF, Serel cuenta con el respaldo de buenas prácticas en el manejo alimentario según la norma mexicana y estándares de clase mundial.

Te recomendamos leer: PepsiCo evoluciona su red de distribución 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn