Inicia el Reto de Edificios Eficientes 2022

Global

México 1 junio._ Inició el Reto de Edificios Eficientes 2022 en la Ciudad de México (CDMX). Dicho plan busca que parte de los desarrollos en la capital sean totalmente libres de emisiones de gases de efecto invernadero.

En esta segunda edición, además de abrir la invitación a nuevas empresas y organizaciones, se espera que los participantes de la primera entrega continúen con sus metas de ahorro de energía.

La iniciativa forma parte del Acelerador de Eficiencia en Edificaciones (BEA) de Energía Sostenible para Todos (SEforALL) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En México, el evento es organizado por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) y el Instituto de Recursos Mundiales México (WRI México, por sus siglas en inglés).

Además, cuenta con el apoyo de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Así como el Lawrence Berkeley National Laboratory (LBNL).

¿En qué consiste?

En México, las edificaciones consumen alrededor del 18% de la energía total del país. Además son responsables de la emisión de cerca del 12% de las emisiones de gases de efecto invernadero, según datos de WRI.

Por ello, el reto de edificios eficientes persigue la implementación de medidas que ayuden a reducir el impacto ambiental en un año. Esto con la disminución del consumo energético de los proyectos inscritos.

El comité organizador brinda asesoramiento técnico a través de talleres, reuniones y webinarios. Con los cuales se facilita la aplicación de estrategias tanto operativas como tecnológicas.

Así, los participantes reducirán su consumo que se traducirá en ahorros económicos y mejoramiento en el rendimiento laboral al optimizar las condiciones de confort y calidad del aire al interior de sus instalaciones.

El reto consta de cinco etapas: registro y análisis de datos, desarrollo de capacidades, campaña de concientización, selección e implementación de medidas. Además de análisis de resultados y retroalimentación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn