El ícono inmobiliario en la Riviera Maya, Corasol: Hugo Salinas Sada

Corsol

México, 3 junio.- Como en otras partes del mundo, en México se ha visto un aumento  en la demanda de viviendas con amenidades y alternativas de recreación que le permita a los habitantes combinar su nueva vida laboral centrada en el teletrabajo, al mismo tiempo que elevan su calidad de vida.

En ese sentido, es que proyectos inmobiliarios como Corasol, en donde participa el mexicano Hugo Salinas Sada, cobran fuerza al presentarse como la oportunidad ideal para, de cara a la era post-pandemia, hacer una inversión inmobiliaria inteligente. 

En Corasol comodidad y lujo conjugan a la perfección con la naturaleza

Ubicado entre Playa del Carmen y Cancún, en la Riviera Maya, los creadores de Corasol lo describen como un mega proyecto inmobiliario y oasis en la punta de playa, provisto con mucho diseño para aquellas personas que buscan un estilo de vida tranquilo y cómodo.

Por su arquitectura de primer mundo y la fusión natural que propone con el entorno selvático nativo de la región, el proyecto que fue inaugurado en 2019, rápidamente ha sobresalido de la oferta inmobiliaria presente en el corazón de Playa del Carmen. 

Bajo la visión de Hugo Salinas Sada, a cargo del reconocido despacho Cuaik Arquitectos, Corasol es considerado en la actualidad como el beach club más grande de México, con 132 m2 de frente a la vista del Mar Caribe.

“Nuestra propuesta es un concepto inmobiliario de lujo sin restarle importancia al entorno. Lo que buscamos con este desarrollo desde que iniciamos el proyecto, fue desmarcarnos de lo que ya existía en la zona y eso lo logramos a través de la visión sustentable con la que hemos respetado todos los espacios de selva tropical que nos rodean”, expresó en entrevista Hugo Salinas Sada.

“Sin embargo, nuestra apuesta va a lo grande, pues somos el primer desarrollo inmobiliario en Playa del Carmen que conjuga tres distintos proyectos residenciales, con un diseño arquitectónico muy bien curado y amenidades que lo han convertido rápidamente en una de las propuestas residenciales de lujo más cotizadas en el Caribe mexicano”, afirmó. 

La apuesta de Hugo Salinas: luxury living 

En la búsqueda por encontrar despachos arquitectónicos que coincidieran con la proyección que tenía para este desarrollo, fue como hizo sinergia con Sordo Madaleno Arquitectos, reconocido despacho a nivel global y con Cuaik Arquitectos. Para el empresario mexicano, la visión de comodidad y lujo conjugan a la perfección con la naturaleza. 

“Nosotros vemos el valor real de Corasol en la tierra. Por ello es que se tomó la decisión de mantener la armonía con la selva y a partir de ello, concebir el proyecto de un luxury living con comodidades que no se podrán encontrar en los alrededores”, enfatizó Hugo Salinas Sada.

Entre ellas, destaca su campo de golf, integrado por 18 hoyos, al que han llamado Gran Coyote, cuyo diseño estuvo a cargo de Nick Price, leyenda de ese deporte y miembro del Salón de la Fama, que ya es considerado como el mejor de toda la Riviera Maya.


Comentarios