Las implicaciones para México del bloqueo del Canal de Suez: Abraham Weller

Opinión

El comercio internacional es uno de los pilares de la economía globalizada. En cifras, alrededor del 80% del comercio mundial se realiza mediante el transporte marítimo, y la industria naviera ha evolucionado en su capacidad de carga para dar abasto a la intensa demanda de los mercados internacionales. 

En ese contexto, el funcionamiento de las vías marítimas es clave para el flujo de mercancías, y vale la pena destacar los dos estrechos vitales que acortan las distancias en el mundo: El Canal de Panamá y El Canal de Suez.  

Con el objetivo de analizar las implicaciones del bloqueo temporal del Canal de Suez, es conveniente dividir el tema en tres grandes rubros:

  1. Ubicación geográfica estratégica y antecedentes del canal 
  2. Contexto global del Canal de Suez 
  3. Implicaciones para México del bloqueo temporal del canal

UBICACIÓN GEOGRÁFICA ESTRATÉGICA Y ANTECEDENTES

El Canal de Suez fue inaugurado en el año de 1869, y su construcción fue promovida por el gobierno egipcio y en gran medida por el empresario francés Fernirand de Lesseps, personaje histórico que también se le atribuye el impulso y construcción del Canal de Panamá. 

Desde la creación del Canal de Suez, se logró consolidar un anhelado proyecto para la humanidad al unir a Occidente con Oriente por medio de un canal navegable.

Ubicado en Egipto (Norte de África), el canal se abre paso desde el Mar Mediterráneo hasta la desembocadura del Istmo del Suez en el Mar Rojo. 

Con una longitud aproximada a los 160 km, el Canal de Suez permite a las embarcaciones que zarpan de Asia y Oriente Medio con rumbo a Europa acortar su ruta en tiempos, al evitarle a los barcos navegar por el Sur de África rodeando el Cabo de Buena Esperanza. De igual forma, el canal brinda seguridad y vigilancia al ser un paso geoestratégico para el tránsito de los grandes buques petroleros que parten del Oriente con destino a los mercados europeos. 

CONTEXTO GLOBAL DEL CANAL DE SUEZ
Por el Canal de Suez transita alrededor del 10% del comercio mundial de mercancías, de ahí su relevancia logística. Al ser un canal profundo con hasta 24 metros de calado máximo, permite a diversos tipos de buques navegar por sus aguas; barcos portacontenedores, de carga general, de carga rodante (Ro-Ro), de pasajeros, petroleros y hasta barcos especializados para el transporte de gas natural licuado GNL.

La optima conexión entre puertos europeos y puertos asiáticos se atribuye en gran parte al uso del canal, y de acuerdo con estadísticas de las autoridades de Suez, el ahorro en distancia y costos de operación se ve reflejado de la siguiente manera: En la ruta de Singapur a Rotterdam el viaje por el canal representa unas 8,288 millas náuticas a comparación de las 11,775 millas náuticas de pasar por el Cabo de Buena Esperanza, esto genera un 30% de ahorro estimado en gastos de operación y combustible de un barco.

IMPLICACIONES PARA MÉXICO
El 23 de marzo del 2021 un hecho insólito cimbró al comercio mundial. En ese día, el barco “Ever Given” de la línea naviera Evergreen con dimensiones de 400 metros de eslora (longitud) y capacidad de carga para 20,000 contenedores, encalló en uno de los pasos mas estrechos del Canal de Suez, bloqueando por completo la ruta marítima.

De inmediato la mirada del mundo se ha fijado sobre el canal, ya que por cada día de bloqueo se contemplan perdidas de hasta 10,000 millones de dólares. 

En México, la ola del efecto dominó a causa del bloqueo del canal se hará sentir en el mediano plazo, ya que una vez desbloqueada esa vía es muy probable que exista congestionamiento en varios puertos internacionales.

En conclusión, la congestión en los puertos, las demoras en las entregas y la escasez de contenedores pueden generar sobrecostos y afectación a diversas industrias.  

Desde un contexto distinto, pero de consecuencias posiblemente similares, la saturación de los puertos en China ha derivado en notables incrementos en los fletes marítimos con destino a México, llegando hasta un aumento del 450%, mismos que hacen perder competitividad. Es necesario guardar la proporción, sin embargo, estar atentos en ambos casos resulta necesario. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn