Normas digitales sobre e-commerce podrían afectar a países en desarrollo: UNCTAD

INTERNACIONALES

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) publicó un documento de investigación que comparte el progreso en las negociaciones sobre reglas digitales bajo la Iniciativa de Declaración Conjunta (JSI) sobre comercio electrónico.

Un grupo de 86 países está negociando reglas digitales bajo el JSI sobre comercio electrónico. Si bien la Organización Mundial del Comercio (OMC) continúa trabajando en el marco del Programa de Trabajo sobre Comercio Electrónico, el documento aclara que los países reconocen que cualquier iniciativa para negociar reglas de comercio electrónico está fuera del acuerdo de la OMC y sus mandatos y las negociaciones del JSI permanecen “fuera del ámbitos de la OMC”. Los resultados de las negociaciones de JSI sobre las reglas digitales no tendrán ningún efecto legal en la OMC porque las reglas no son un mandato para las negociaciones allí.

¿Cómo afectará a países en desarrollo?

El documento de la UNCTAD advierte que muchas de estas reglas digitales tienen altos costos de cumplimiento y podrían afectar negativamente la competitividad comercial de los países en desarrollo en la economía digital.

Sobre las reglas digitales relacionadas con la facilitación de transacciones electrónicas, por ejemplo, el documento afirma que la aceptación de las reglas propuestas “restringiría severamente el espacio regulatorio de los gobiernos en la economía digital” y fortalecería el papel que juegan los actores extranjeros, como los inversionistas extranjeros y exportadores.

Las normas negociadas sobre autenticación electrónica y firmas electrónicas elevarían el costo del cumplimiento y colocarían a las empresas nacionales de los países en desarrollo en desventaja en comparación con las empresas extranjeras, que ya utilizan las tecnologías digitales. Sobre la definición de transmisiones electrónicas, el documento establece que cuanto más amplia sea la definición, mayor será la pérdida potencial de ingresos arancelarios para los países en desarrollo.

Se estima que los países en desarrollo podrían perder alrededor de USD 10 mil millones por año como resultado y que la pérdida arancelaria potencial para los países del África subsahariana es el doble que la de los países de ingresos altos de la OMC.

El documento también señala que los países menos adelantados (PMA) de la OMC podrían generar cinco veces más ingresos arancelarios que los países desarrollados si se elimina la moratoria sobre los derechos de aduana sobre las transmisiones electrónicas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn