Redes de apoyo femeninas, generan confianza para incursionar en economía digital: Bárbara de la Rosa

Bárbara de la Rosa

México, a 22 de junio.- La pandemia representó para las mujeres un cambio de realidad que les demandó en la mayoría de los casos más trabajo, pero que a su vez les permitió descubrir habilidades que desconocían, entre ellas las necesarias para incursionar en la economía digital, detalla la especialista en emprendimiento femenino, Bárbara de la Rosa. 

La también empresaria manifiesta que, hasta antes de la pandemia la economía digital crecía a un ritmo de entre el cinco y seis por ciento anual; no obstante, solo representa el 5% de toda la actividad económica del país, entendiéndose como todo lo que involucra la comercialización de productos y servicios que implican transacciones en internet y el uso de tecnologías de la información. 

“La economía digital sigue ganando terreno, y dicha situación se aceleró durante el último año. Hasta antes de encontrarse en una situación apremiante como lo fue la pandemia, las mujeres argumentaban falta de confianza, comprensión y temor a lo desconocido para evitar el entorno digital; sin embargo, las garantías y respaldo que les han otorgado otras mujeres, así como instancias oficiales, han permitido su desenvolvimiento en dicho ámbito”. 

Al igual que las facilidades que otorga la economía digital en temas de mejoras laborales corporativas, también Bárbara de la Rosa refiere que, en el ecosistema emprendedor yace como un elemento regulador del potencial éxito; ya que las mujeres que integran elementos digitales a sus emprendimientos cuentan con ventajas para alcanzar y cubrir un mayor mercado. 

Asimismo, la especialista en economía con perspectiva de género y criptomonedas puntualiza la sorpresa que le ha representado la velocidad con la que muchas mujeres han dado el paso hacia la economía digital, lo cual ha comprendido es resultado del respaldo que otorgan las diferentes redes de apoyo. 

Resultados promisorios

“Nos encontramos ahora mismo en un escenario donde el cambio de mentalidad resulta fundamental para que las mujeres se quiten las ataduras y descubran tanto los dones como las cualidades que tienen. Y si le sumamos que detrás de ellas cuentan con grupos que las motivan e impulsan hacia adelante, el resultado luce muy promisorio, porque su emprendimiento será más sencillo e incluso contarán con la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos que coadyuven en la consecución de sus objetivos”. 

Al respecto, Bárbara de la Rosa agrega que, se nota la unión existente dentro del contexto emprendedor de la mujer, donde incluso las que han alcanzado el éxito brindan apoyo a las que empiezan, o en otros casos, les ofrecen empleo; además, explica que por ello, las mujeres necesitan visibilizarse y estar en redes para poder darse a conocer, generar alianzas, tener más opciones de desarrollarse profesionalmente y escalar posiciones. 

“Las redes de apoyo y/o acompañamiento se perciben en dos sentidos, el emocional y el práctico; siempre les digo a las mujeres que cuando emprendan no lo hagan todo solas, que permitan el acompañamiento en su proceso; al final, aunque lo neguemos, a las mujeres nos gusta sentirnos apapachadas, compartir y retroalimentarnos”. 

Finalmente, la especialista comparte que, además de las redes que están apoyando a las mujeres en sus emprendimientos e incorporarse en la economía digital, como asociaciones, organizaciones o escuelas; también existe respaldo en las instancias gubernamentales, como el que brinda la Secretaría de Economía a través de la plataforma MIPYMES MX. 


Comentarios