Retiro de “cookies” afectaría mercados publicitarios

Google, uno de los vendedores de anuncios más grandes del mundo y dueño del navegador más popular, Chrome, ya adelantó a principios de 2020 su intención de eliminar las controvertidas cookies de terceros pero ahora va más allá asegurando que no las sustituirá por otra tecnología similar.

Con su decisión, Google sigue los pasos de otras plataformas que proveen buscadores al eliminar las llamadas cookies de terceras partes.

En países como Reino Unido, por ejemplo, la decisión está siendo estudiada por la autoridad competente.

La Autoridad de Mercados y Competencia señaló el pasado enero que el plan de Google de retirar estas cookies -que de facto hará que se comparta menos información con anunciantes- podría tener “un impacto significativo” en el mercado publicitario y páginas web de noticias.

Un grupo de profesionales de marketing contrario a este plan argumenta que, de llevarlo a cabo, Google sacará ventaja, pues tiene otras formas de obtener información personal de sus usuarios.

¿Qué contiene una cookie?

Las llamadas cookies almacenan temporalmenteinformación sobre lo que un usuario está haciendo en una página y son una parte clave para el funcionamiento de internet.

Por ejemplo, pueden “recordar” cosas, como lo que tienes en una cesta de una tienda electrónica o tu nombre y contraseña para identificarte.

Pero una cookie de terceros puede ser utilizada para “seguir” a un usuario de una página web a otra, por lo que una página web puede “saber” que has estado buscando un tipo de producto -como ropa o zapatos- y presentarte anuncios sobre ello en otra parte de internet.

En este sentido, cabe diferenciarlas de las cookies originales o de primeros, enviadas al sistema por el dominio que se está visitando para agilizar y facilitar la navegación y futuras visitas.


Comentarios