Rodrigo Besoy: pandemia empuja cambios en estrategias de inversión en Oficinas Familiares

Foto: especial
Economía y Empresas

México, a 14 julio.-En el plano de las inversiones al interior de las Oficiales Familiares se gestan cambios interesantes para adecuarse a una nueva realidad, precisa Rodrigo Besoy Sánchez, bajo el incierto escenario sobre el fin de la pandemia y las afectaciones económicas que ha atraído hacia diversos sectores e industrias. 

Los profesionales que se desempeñan en Oficinas Familiares como asesores, detalla el especialista, deben contar con las actualizaciones necesarias en cuanto a tendencias y reglamentaciones, lo que admitirá un rango más amplio sobre activos, inversiones y capitales.  

Por otra parte, advierte como clave la visión de inversión de la familia y las reglas de operación se conozcan a detalle, lo cual resulta ideal asentar en un documento, esto previniendo ciertos contextos donde el asesor de inversiones o financiero tenga deberes fiduciarios, que podrían exponerlo indebidamente a un caso de abuso de confianza sino se tienen claros los procedimientos correctos. 

“La pandemia trajo consigo cambios, como casi en todos los sectores o ramos financieros y económicos, lo importante aquí es que las Oficinas Familiares se adecuen a la realidad que se vive en el entorno empresarial y se desenvuelvan en un marco de inversiones alineado con sus objetivos de rentabilidad y crecimiento”. 

Reestructuración positiva 

De la misma forma, Rodrigo Besoy aconseja que las Oficinas Familiares que están realizando una reestructuración en sus esquemas de inversión, lo hagan apegados a las condiciones fiscales existentes, así como a razones específicas de la jurisdicción si los valores de los activos son bajos; particularmente, en el caso de que los ingresos por alquiler hayan disminuido o la capacidad de comercialización de activos subyacentes se haya debilitado. 

Por último, el especialista mexicano hace hincapié en la relación que las Oficinas Familiares deberán tener a futuro con los ESG´s (Environmental, Social and Corporate Governance) y las criptomonedas. 

El primero porque se trata de un reconocimiento moral que, más adelante podría ser también legal, en donde las políticas de inversión deberán estar alineadas con respecto a dichos temas; mientras que el segundo, por la importancia que están tomando las monedas digitales a nivel global, siempre y cuando en algún punto la familia decida incluir transacciones e inversiones con este tipo de activos. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn