ANIDA: Un prospecto de CKD “disruptivo”

La decisión comunicada hace un par de semanas por Deutsche Bank de cerrar sus operaciones en 11 países, incluyendo México, encabezada por Jorge Arce Gama, comienza a generar apuestas sobre quién estará adquiriendo su sólido negocio fiduciario, de banca privada, de inversión y particularmente, su negocio de ITF y activos listados en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) de la BVM, que dirige Oriol Bosch. Impulsado por Claudio Curtis podría quedarse con Inbursa, que lleva Marco Slim; Rafa MacGregor, de Valores Mexicanos;  GBM, que lleva Diego Ramos, o Valores Finamex, que preside Mauricio López Velazco.

Interesante el ramillete. Sólo piense que la custodia de activos del SIC de Deutsche supera los 25 mil millones de dólares provenientes en 60% de afores, 15% de Sociedades de Inversión y el resto de pensiones privadas, aseguradoras, inversionistas calificados y patrimoniales.

Justo ayer se listó un prospecto de colocación de un CKD de AINDA, encabezado por un grupo de expartners de Mercer, comenzando por Manuel Rodríguez Arregui, exsubsecretario de Transporte; Luis Arias Osoyo y José Pablo Rinkenach, ambos de ADP, y un tercero internacional, que es cabeza de una empresa Fortune 500, y con experiencia demostrada en identificar y capitalizar oportunidades de inversión en energía, infraestructura, transporte, etc., que buscan levantar seis mil millones de pesos en compromisos de capital, con un máximo de inversión por proyecto de mil 200 mdp y, una alternativa que combina un CKD (inversión de capital), con un Fibra E, en términos regulatorios recién emitidos.

Sí, como lo lee. Eso permitirá que las afores e inversionistas institucionales, que normalmente quieren coinvertir en este tipo de proyectos con capital, pero también pueden ampliar su inversión hasta por el monto que quieran cuando el proyecto es rentable, y la comisión del administrador se reduce a un tercio y sólo sobre la porción que quieran tomar.

Otra ventaja es la alineación de incentivos que tiene entre inversionistas y administradores, pero que cumplen con criterios efectivos de gobierno corporativo y sus consejeros independientes son personas que tienen despachos especialmente dedicados y hacen análisis independientes, no utilizan los del administrador o empresa, lo que elimina el principal riesgo que hoy tienen las Fibras o MLP de litigio por conflicto de interés, un asunto especialmente incluido en las nuevas reglas de las afores.

Al cierre de 2015, estará concluida toda la regulación secundaria y terciaria para la ejecución de la Reforma Energética y, su implementación completa se dará entre 2016 y 2017, particularmente con la apertura de mercados al sector privado. Una estructura así es importante. Sólo imagine el caso: Ni Pemex, de Emilio Lozoya, ni la CFE, de Enrique Ochoa, podrán colocar pozos, refinerías o plantas de generación antiguas como Fibras E para financiarse, porque los riesgos del flujo de caja son diferentes en un proyecto que tiene años operando en un mercado cerrado y monopólico, contra otros que puedan llevar un año bajo el nuevo mercado de mayoreo. Eso es un tema.

Por lo pronto, quedó listo lo comentado. Ayer se firmó el contrato entre el STPRM, que encabeza Carlos Romero, con el director general de Pemex, Emilio Lozoya, que reduce en 1.5 billones de pesos el pasivo pensionario al aumentar la edad de jubilación de la nueva plantilla laboral y se respetaron los derechos adquiridos.

Justo a la firma se producirá también un cambio. El CFO de Pemex, Mario Beauregard, será sustituido por Juan Pablo Newman, que viene de Nafin, pues la parte más difícil para la que fue contratado Mario habrá concluido. Asegurar el futuro de la empresa al desactivar el riesgo pensionario.

DE FONDOS A FONDO

En estos días se incorpora de nuevo a Grupo Financiero Banorte Fernando Solís Cámara, asumiendo el cargo de director general de Comunicación, el mismo del que se hizo cargo entre 2008 y  2012 para la comunicación interna y externa, pero al mismo tiempo se hará cargo de las relaciones institucionales con diputados, senadores, Poder Judicial, órganos reguladores, o sea, será el public affairs officer en el sentido amplio del concepto americano.

Como sabe, mañana será el Consejo Ampliado del CCE (49 al ser 7 de cada uno de los 7 con voto) y ahí será formalmente presentado Juan Pablo Castañón como candidato único para la presidencia del organismo. Algo igual, un candidato de unidad se prepara para la sucesión de éste en Coparmex, que casi corre en paralelo. Le adelanto que Gustavo de Hoyos W, ayer registró su candidatura a la presidencia de Coparmex, con el apoyo de los Centros Empresariales de todo México. Él viene del centro patronal de Mexicali y actualmente es secretario general de la Coparmex. Va otro adelanto.

Y en el último cambio. Le puedo adelantar quién podría suceder a Nelly Molina en la presidencia nacional del IMEF el próximo 31 de diciembre, y deberá ser electo en la Asamblea General de Asociados del instituto el 18 de noviembre, al concluir su Convención Nacional que comienza en Cancún el próximo 15. El Comité de Nominaciones presenta la propuesta el 16. Éste lo preside Daniel Calleja, expresidente consejero, y quien suena para ser propuesto es Joaquín Gándara, el actual vicepresidente. Él es cabeza de Banca de Empresas, Gobierno y GTB Occidente Pacífico en Soctiabank México, y asumiría el 1 de enero.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.