Mujeres impulsan el crecimiento empresarial en América Latina: Beatriz Gasca

Tendencias

México, a 1 de octubre.- Para la empresaria mexicana Beatriz Gasca Acevedo, el proceso de integración femenina al empleo formal y a cargos directivos tanto de nivel medio como superior de las compañías, representa un impactante mérito, a pesar de que éste es de apenas el 10.2% en América Latina. 

Para la CEO de Human Endeavor, esto significa un importante avance en la inclusión, dado que a la mujer se le ha ubicado más por su incursión en la informalidad. No obstante, datos apuntan a una mayor consolidación de la participación femenina en el entorno empresarial. 

De acuerdo con la también especialista en recursos humanos, el 13% de empresas son dirigidas por mujeres; mientras que 33% de ocupación femenina se ubica en un puesto directivo y de toma de decisiones. 

Beatriz Gasca
Foto de archivo

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), señalan que la participación de las mujeres en actividades económicas oscila entre el 49% y el 50.3%, datos que, a decir por Beatriz Gasca, “contrastan  con el potencial femenino mostrado para dinamizar las economías nacionales, de modo que, sería prudente apostar por su empoderamiento económico como vía eficiente y segura para garantizar tasas de crecimiento sostenible”. 

La empresaria detalla que si las mujeres se incorporaran masivamente al mundo laboral, el Producto Interno Bruto (PIB) de la región aumentaría hasta en un 34%; sin embargo, prevé que para llegar hasta ese punto es necesario otorgar más oportunidades y financiamiento a mujeres, otorgar mejores roles estratégico y transformar tanto el mercado laboral como el acceso a la educación superior.

“EL MILAGRO ECONÓMICO LATINOAMERICANO”: BEATRIZ GASCA

Prueba del impulso de las mujeres a la economía de la región, las tasas de crecimiento promedio del 5% y el avance de la clase media a principios de los años 2000, con la incorporación de 70 millones de mujeres al mercado laboral durante los últimos 20 años. Un hecho que Bea Gasca llama “el milagro económico latinoamericano”. 

La empresaria coincide con los expertos que definen como imprescindible sumar acciones tanto legales como políticas a las medidas de empoderamiento económico y así impulsar el liderazgo en las mujeres latinoamericanas. 

A su vez, reconoce los esfuerzos sólidos en favor de la ruptura de la brecha de género en la región: “Un ejemplo de esto yace en el cambio de modelos de administración de las empresas familiares en América Latina, las cuales eran tradicionalmente dirigidas por hombres, pero que poco a poco han dado apertura a consejos independientes que traen consigo mayores oportunidades para las mujeres”. 

A manera de reflexión, Gasca advirte que, recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) llevó a cabo proyecciones de crecimiento para la región con respecto al cierre de 2021 y para 2022, fijando el crecimiento del PIB en América Latina y el Caribe en 3.2%. 

“En este punto, lo interesante sería conocer ¿en qué porcentaje podría aumentar dicho pronostico si existiera una mayor participación femenina?”, cuestiona. 

TE PUEDE INTERESAR 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn