Cofepris y mariguana, acatar mandato

Mientras el presidente Peña convoca a un debate especializado sobre la mariguana, teniendo a la Secretaría de Gobernación como la encargada de coordinar la discusión, por el otro lado el mismo gobierno federal, a través de la Cofepris, debe acatar el mandato de la Suprema Corte: permitir a cuatro personas amparadas hacer uso del consumo lúdico de la mariguana. Aquí viene el hilado fino.

RECURRIR A LABORATORIOS

Mikel Arriola, presidente de la Cofepris, la Comisión Federal de Prevención contra Riesgos Sanitarios, nos comenta que ellos tienen el mandato por la Suprema Corte para permitir el consumo de la mariguana a cuatro personas, pero para cumplirlo se topan con el primer problema: ¿de dónde saldrá la semilla para sembrar la planta si hasta el momento está prohibida?

Obviamente no pueden recurrir a una fuente ilegal, como el narcotráfico, y es ahí cuando la Cofepris explora traerla de laboratorios que experimentan con la mariguana.

VÍA JUDICIAL O MEJOR LA DEBATIMOS

La resolución de la Corte también trae límites para el consumo de la mariguana. En primer lugar, los cuatro amparados no pueden consumirla frente a menores de edad. En segundo, sólo pueden consumirla enfrente de otras personas, si las otras así lo consienten. Además, obviamente, no pueden venderla ni comercializarla.

El consumo autorizado de la mariguana para las cuatro personas todavía tiene varios límites. No es la mejor forma de consumirla ni de conseguirla. Necesitamos discutir el uso de la droga, tanto en las mesas de la Secretaría de Gobernación, como en el Congreso.

Sin discusión nacional y enriquecedora, seguiremos el uso de la mariguana por posibles consumidores que soliciten a la Cofepris el uso de la planta, la Cofepris, siguiendo la ley, se los negará, irán a la Corte, y después de cinco resoluciones en el mismo sentido, la Corte sentaría jurisprudencia. En ese momento, la Corte podría revisar la constitucionalidad total de esa legislación.

Al final, por la vía judicial tendríamos el consumo de la mariguana, pero sin definir todas las aristas: producción, distribución, consumo, hasta dónde, políticas de prevención y de adicción.

Mikel Arriola, presidente de la Cofepris, recuerda los casos del tabaco y del alcohol, en donde existe una regulación, pero también una política de prevención para evitar adicciones. Es ahí donde debemos discutir el tema de la mariguana. Es la discusión de salud. Y, claro, después vendrá la discusión económica.

La discusión económica pasará por debatir la producción. ¿Quién podría producir, sembrar y cosechar la mariguana sin ser narcotraficante? Aquí se formalizaría todo un sector y es donde la lógica de entrar a un mercado formal bajaría el precio de la droga, y la llevaría a pagar impuestos (por lo menos a los productores, igual que cualquier otra empresa).

Para la Cofepris está claro lo que debe hacer: garantizar que los cuatro amparados puedan consumir la mariguana si así lo desean. Pero lo mejor sería una discusión legislativa enriquecedora para ver la producción, distribución, consumo pero también la política de prevención y adicción siendo un tema de salud pública. Y, claro, después, revisar la creación de un mercado formal y el posible pago de impuestos.

COMPETITIVIDAD, BAJA: IMCO

A ponerle atención al Índice de Competitividad Internacional 2015, elaborado por el IMCO, donde México sale mal parado. Se encuentra entre los diez países menos competitivos de una muestra de 43 economías.

México ocupó el lugar 36 de 43 países y estuvo al nivel de Argentina, Guatemala, Colombia, Perú, Sudáfrica, Indonesia, India, Nigeria, Rusia y Nigeria.

Lo peor es lo que nos tumbó en competitividad: el Estado de derecho y la corrupción. En Estado de derecho, la economía mexicana ocupó el lugar 40. En sectores precursores de clase mundial estuvo hasta el 38. En sociedad incluyente, preparada y sana, 37. Más claro, ni el agua. Necesitamos mejorar la aplicación de la justicia, combatir la corrupción, tener sectores de avanzada y, desde luego, mejorar la educación y la inclusión de las personas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.