Gravar a las apps de reparto es un retroceso

Economía y Empresas

México 5 diciembre._ Organismos empresariales rechazaron la iniciativa del gobierno de la Ciudad de México de cobrar impuesto a las apps de reparto, como Uber Eats, Rappi, Didi Food, Jüsto o Amazon.

Consideraron que esto representa una barrera a la innovación para la capital, pues atenta contra los esfuerzos de acompañar la reactivación económica.

De igual forma, consideran que esto contraviene la política del Gobierno federal de no crear nuevos impuestos, así como los acuerdos adquiridos por México ante la OCDE de no establecer más impuestos a la economía digital.

“La Asociación de Internet MX (AIMX), la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), la Asociación Fintech México (FTMX), la Coparmex Ciudad de México, la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, A.C. (Comce) y la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI) rechazan nuevo impuesto en Ciudad de México por su impacto negativo a usuarios y negocios”, indicaron en un posicionamiento.

Inconstitucional

Asimismo, los firmantes indicaron que un impuesto local por usar las calles no tiene precedente y es inconstitucional. Además, va en contra del principio de equidad tributaria y es una medida que daña a la economía digital. Ello limita la creación de valor económico y social.

“Este nuevo impuesto  a las apps de reparto resultará en una modificación a la estructura de costos de las plataformas intermediarias y de miles de restaurantes, micro y pequeñas empresas. Ello tendrá inevitablemente un impacto en los precios que pagan los consumidores finales. Se incrementará la ya alta inflación y, con ello, afectando directamente el bolsillo de las familias mexicanas que demandan estos servicios”.

Además, expusieron que aumentarían los costos para los comercios, los restaurantes, las plataformas de pago, de logística, de última milla, de venta a domicilio y mercados en línea (marketplaces), entre otras plataformas intermediarias, promotoras y facilitadoras.

Con información de Forbes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn