La ley PRO que amenaza a los autónomos de todo el país es aprobada por la Cámara de Representantes de los EE.UU

Noticias

La controvertida Ley de Protección del Derecho de Sindicación (Pro-Act) aprobada por el Congreso sigue dividiendo las opiniones de los críticos que afirman que inclinaría el campo de juego a favor de los sindicatos a expensas de los empleadores y los empleados.

El proyecto de ley fue aprobado 224-194 con 12 no votando el 6 de febrero, en su mayoría de acuerdo con las líneas del partido. Es poco probable que el proyecto de ley sea aprobado en el Senado controlado por los republicanos, ya que los republicanos y los grupos empresariales han argumentado en contra.

Actualmente bajo revisión en el Senado, el proyecto de ley pretende enmendar las leyes laborales de América. Incluye una serie de enmiendas que dan a los trabajadores más poder durante las disputas en el trabajo. También agrega penalidades para las compañías que toman represalias contra los trabajadores que se organizan y otros. Como tal, el proyecto de ley ha polarizado el debate sobre el estado de los asuntos laborales en Estados Unidos. Y también ha penetrado en el panorama político con los demócratas fuertemente a favor mientras que los republicanos se oponen.

El proyecto de ley viene en la estela de la disminución de la membresía de los sindicatos. La Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. muestra que el número de miembros de sindicatos registrados es de 14,57 millones en 2019. Esto es menor que los 14,74 millones de 2018. Muchos creen que el proyecto de ley ayudaría a fortalecer los sindicatos y promover la membresía. Sin embargo, el proyecto de ley contiene algunas enmiendas que algunos también ven que perjudican a las empresas y ahogan su crecimiento.

Por ejemplo, tiene enmiendas que otorgan a los trabajadores derechos de negociación colectiva que no tienen actualmente. Y también como debilitamiento de las leyes de “derecho al trabajo” en 27 estados que permiten a los empleados renunciar a participar y pagar cuotas a los sindicatos. La Junta Nacional de Relaciones Laborales también estará facultada para multar a las empresas hasta 50.000 dólares por violación.

La Presidenta y CEO del Consejo de Pequeños Negocios y Emprendimiento, Karen Kerrigan, dijo, “La Ley PRO es una legislación atrasada. Es anti-trabajo y anti-trabajador. Socavará el empoderamiento de los empleados y nuestra economía moderna. Las reglas de empleo rígidas y restrictivas y la utilización del poder del gobierno para favorecer a los sindicatos no es pro-trabajador. La Ley PRO perjudica su capacidad de trabajar de forma flexible, independiente y libre. Las pequeñas empresas se verán significativamente cargadas con nuevos costos, requisitos de información y restricciones.”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *