Neurocoaching genera liderazgo con impacto positivo en la sociedad: Bárbara de la Rosa 

Como especialista en neurociencia, Bárbara de la Rosa está convencida que el neurocoaching impulsa a grandes líderes.

En el momento en que un hombre o una mujer se cuestionan por igual a manera de ejercicio introspectivo, acerca de sus valores, principios, acciones y relaciones, está dando un paso para ser apto a convertirse en un líder forjados bajo la directriz del neurocoaching, permitiéndole dejar una huella permanente en aquellos quienes lo siguen o rodean, establece la especialista mexicana en neurociencia, Bárbara de la Rosa. 

La empresaria mexicana que cuenta con experiencia en programación neurolingüística, explica que el ser humano por naturaleza busca construir mejores maneras de vivir, lo cual da forma a lo que representa hacia el exterior, o lo que es lo mismo, en sus interacciones con los que lo rodean.

Por ello precisa, que este tipo de individuos asimilan de manera óptima sus cambios, porque les ayuda a encontrar un balance a nivel personal, que les sirve como pilar para convertirse en un líder dentro de la organización donde se desenvuelve. 

“Como especialista en neurociencia e inteligencia emocional estoy convencida que el neurocoaching impulsa a grandes líderes dentro del ámbito profesional, social o cualquier otro; y lo mejor de todo esto es que, se ve reflejado en ambientes con armonía y funcionamiento integral, siempre orientados a objetivos en común y desdeñando los intereses particulares”, expresa Bárbara de la Rosa. 

Para la experta, la aparición de liderazgo con impacto positivo en la sociedad resulta inmejorable debido a que hoy más que nunca, tras los efectos del Covid-19, lo que se requiere son personas con una alta capacidad de resiliencia, la cual adoptan para ayudar a los grupos que los rodean, ya sea sorteando cualquier tipo de adversidad o enfrentando consecuencia de la pandemia. 

“Al detonar un liderazgo emocionalmente consciente, el líder asimila lo que necesita el otro, de tal manera que desarrolla un mapa mental de prioridades colectivas, y a partir de ahí no solo continúa desarrollándose como un modelo a seguir, sino impulsa también a los demás a encontrarse con las mejores versiones de ellos mismos” puntualiza la especialista. 

Bárbara de la Rosa subraya que el neurocoaching se asocia a la parte neuronal de los seres humanos, al tiempo que se asocia la técnica para lograr crecimiento y transformación, de manera que en un líder fortalece sus bases, las cuales, en algunos casos, dependen estrictamente de la formación que tienen De facto.  

“Todos son receptivos al neurocoaching, de tal manera que podemos encontrar un líder en cada persona, lo que nos daría la posibilidad de construir sociedades o núcleos sociales aún más complejos, que al final darían orden y armonía a nuestras vidas” concluye la experta. 


Comentarios