Sindicatos exhortan a huelga total en Myanmar mientras la policía continúa con las redadas

Derechos

Sindicatos de Myanmar emitieron un llamado conjunto para un paro laboral extendido a nivel nacional a partir del lunes, con el objetivo de un “cierre completo y prolongado de la economía de Myanmar”, informó AP.

“Continuar con las actividades económicas y comerciales como de costumbre, y retrasar un paro general del trabajo, solo beneficiará a los militares, ya que reprimen la energía del pueblo de Myanmar”, dijo el llamamiento emitido el domingo por la noche.

El comunicado pidió que la huelga continúe “hasta que recuperemos nuestra democracia”.

Los trabajadores de varias industrias se unieron al movimiento de protesta hace unas semanas, sobre todo del ferrocarril estatal y del sector bancario.

Los trabajadores de las fábricas, principalmente en el área de Yangon, están principalmente involucrados en la industria de la confección, que genera importantes ganancias de expertos para Myanmar. Los trabajadores han participado ocasionalmente en la campaña contra la junta, pero no pueden hacerlo a diario por temor a perder sus modestos ingresos.

Myanmar se hundió aún más en la crisis el domingo, cuando la policía ocupó hospitales y universidades y, según informes, arrestó a cientos de personas involucradas en protestas por la toma del poder por parte de los militares el mes pasado, mientras que una coalición de sindicatos convocó una huelga para el lunes.

La tensión fue alta en la ciudad más grande del país, Yangon, donde por segunda noche, disparos de armas pesadas sonaron al azar en las calles de varios vecindarios después del inicio de las 8 p.m. toque de queda. Los sonidos de lo que evidentemente eran granadas paralizantes también se podían escuchar en videos publicados en las redes sociales.

El propósito exacto del uso de tales armas por parte de las fuerzas de seguridad cuando los manifestantes han abandonado las calles no pudo determinarse directamente, pero parecía ser parte de una estrategia para infundir miedo en cualquiera que pudiera pensar en desafiar a las autoridades. De manera similar, hubo muchos incidentes filmados de policías y soldados a plena vista que golpearon salvajemente a los manifestantes que habían detenido.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *