Rodrigo Besoy subraya importancia del Gobierno Corporativo en las Oficinas Familiares 

Ilustra el tema de Rodrigo Besoy
Tendencias

México, a 22 de septiembre-. Rodrigo Besoy Sánchez, especialista mexicano, formula una interrogante: ¿Cuántos han sido los casos al interior del entorno empresarial de empresas exitosas y de gran tamaño que, en determinado momento pierden al integrante que tenía el control absoluto en la toma de decisiones y pierden el rumbo?.

En la mayoría de los casos, la respuesta a este cuestionamiento ocasiona enfrentamientos para constituir la sucesión y asignación del legado, asegura Besoy Sánchez. Además, esto repertcute en la imagen de la empresa en el mercado, la forma para prevenir este tipo de condiciones es el Gobierno Corporativo.

Además, el especialista está de acuerdo con la idea de que en las Oficinas Familiares, el déficit de protocolos es continuo. Esto se da en algunas situaciones porque la instauración de estos es visto como desembolso superfluo; aunque en otras, porque lo ven como un reto para preservar la operatividad.

“La realidad nos dicta que, el Gobierno Corporativo apunta a fortalecer a las organizaciones y hacerlas perdurar con el tiempo; pero al mismo tiempo funge la tarea de institucionalizar sus procesos; dotando de elementos para el seguimiento de la visión estratégica de la compañía; la administración de riesgos; la prevención de operaciones ilícitas; el cumplimiento de regulaciones y sobre todo la toma de decisiones”, indica Rodrigo Besoy Sánchez.

Gobierno Corporativo, según KPMG, es un instrumento que promueve la gestión empresarial con una estructura de anticipación de riesgos en un ambiente claro y confiable para todos los interesados en la evolución del negocio.

 

Depender de una persona específica puede traer problemas

 

El 36% de este tipo de organizaciones en México trabajan bajo el mando de un integrante de la familia por un lapso de 21 a 50 años; mientras, solo el 13% de las Oficinas o Empresas Familiares sobrevive a la tercera generación, según el libro “La sucesión en la empresa familiar mexicana”, refiere Besoy Sánchez,.

“En ello radica la imperativa necesidad de instaurar un Gobierno Corporativo dentro de los negocios familiares ya que, su estructura compuesta por elementos estratégicos; de operación y gestión del negocio; armonizan el funcionamiento de los accionistas, el Consejo de Administración, los comités y la Alta Dirección”.

El especialista advierte que en el escenario que deriva de la crisis y la pandemia, las ganancias del Gobierno Corporativo en Oficinas Familiares que cuentan con él, superan en competencia y oportuna toma de decisiones comparadas con empresas que no lo han siquiera contemplado.

Para concluir, Rodrigo Besoy apunta que, esta estructura permite a los ejecutivos clave tener parámetros de gestión definidos correctamente; y así se evita que el día de mañana se le responsabilice por acciones que si bien eran adecuados corporativamente pueden molestar a algún integrante.

“Afortunadamente el contexto está cambiando, tal como lo precisa el estudio de KPMG `Tiempo de sucesión en un escenario disruptivo´, que indica que el 36% de las Oficinas Familiares ya tiene considerado designar a un director general o CEO no familiar en un plazo no mayor a los siguientes 12 meses, definiendo parámetros de acción claros y medibles”, concluyó.

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn